sábado, 27 de marzo de 2010

soledad...


Soledad estas traspasando mi alma,
No tienen porque entenderme.
Cuesta respirar y retener las lágrimas.
Los halagos tocan desde lejos,
Y estas cuatros paredes me oprimen.
Sin poder ver más allá…
Soledad que tocas mi puerta y nunca te marchas,dame la oportunidad de vivir y de poder ser feliz un minuto, una hora y una vida que queda, que di y que fue…
Soledad parida con dolor entregando todo.
Hoy abriste la puerta para mostrarme que de nada sirvió.
Soledad estas arrastrándome al abismo…
Soledad estas en mi corazón,
En mi savia, en mis entrañas.
Y tengo que aprender a vivir contigo,Sin morir en el intento...
Alasblancas

3 comentarios:

crazymouse dijo...

Mi inalcanzable Silvia, usted ha mentido en su bellísimo poema, porque usted no está sola. Solos están sus pensamientos, por eso ha escrito un canto a la soledad que es una verdadera maravilla de poesía y reflexión.Usted tiene las alas blancas para volar a donde quiera. Para volar con la imaginación al misterioso y lejano país donde la soledad es una desconocida que no existe.

Susana del Rosal dijo...

Querida amiga... ¡Cuánto dolor se encuentra en este poema!... pero es un dolor tan bien expresado que el sentimiento que transmite se transmuta en admiración. Muy lindo tu blog. Un beso.

Orbis Album dijo...

La soledad es muy dura. Hay una frase del Maestro Tibetano que dice...
La soledad es sinónimo de luz...

y yo humildemente añado...
tal vez es el momento de buscar en los confines del universo de la mente, aquel lugar donde habita el alma...que es claridad y amor.

que así sea.